¿Cómo detectar a tiempo un cáncer de colon?

A partir de los cincuenta años, todas las personas debieran realizarse una colonoscopía. Este es el principal examen para diagnosticar y/o tratar esta patología.
De acuerdo a cifras del Anuario de Estadísticas Vitales del INE (Instituto Nacional de Estadísticas), el año 2014 fallecieron 2.427 personas por cáncer colorrectal, cifra que en los últimos quince años se ha duplicado. Se estima de acuerdo a cifras internacionales que en países desarrollados una de cada 22 personas tendrá cáncer colorrectal durante su vida.

El cáncer de colon puede demorar alrededor de diez años en presentarse. Antes de ocasionar síntomas, la mayoría se origina a partir de un pólipo. Por lo tanto, hay tiempo suficiente para detectarlo, resecar mediante una endoscopía y evitar el desarrollo de la enfermedad.

Cuando el tumor no ha crecido más allá de la capa interna (mucosa) del colon y no se ha propagado a los ganglios linfáticos adyacentes, ni a sitios distantes, existe más de un 90% de posibilidad de curación. Además, en casos algo más avanzados, es posible realizar una cirugía mínimamente invasiva, ya sea por vía laparoscópica o robótica.

Es importante tener en cuenta que existen factores de riesgo modificables, tales como el sedentarismo, los malos hábitos alimenticios, el alto consumo de carnes rojas y procesadas, junto con la escasa ingesta de fibra; el tabaco, el alcohol. Y por supuesto a la obesidad.

En el año 2003, cuando se realizó la primera Encuesta Nacional de Salud (ENS), el 61% de la población mayor de 17 años tenía exceso de peso, es decir, sufría sobrepeso, obesidad o eran obesos mórbidos. Este último grupo representaba al 1,3% de la población, unas 148 mil personas. Catorce años después, según la ENS 2016-2017, dada a conocer en diciembre del año pasado, el 74% de los chilenos tiene exceso de peso. “Esto podría explicar, junto al envejecimiento de la población, el gran aumento de cáncer colorrectal en los chilenos”.

Fuente FALP