EJERCITAR TAMBIÉN AYUDA A LA MEMORIA

Practicar actividad física regular no solo ayuda a mantener la masa muscular y el estado físico. También es un aliado contra la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo leve.

Hace tiempo que se ha demostrado que el ejercicio físico regular tiene beneficios para la salud cardíaca, y ahora podemos decir que el ejercicio también puede ayudar a mejorar la memoria para las personas con deterioro cognitivo leve.

Entre otros efectos, el ejercicio físico es capaz de estimular la producción de nuevas neuronas en el hipocampo, una región del cerebro clave para el aprendizaje y la memoria, y mediante este mecanismo ha probado ser útil también en combatir otras enfermedades como la depresión.

Sin embargo, es importante entender que el tipo y la cantidad de actividad que se realice dependerá de cada persona, por lo que, sobre todo en los adultos mayores, consultar con un especialista antes de comenzar a ejercitarse es fundamental.

El adulto mayor es más propenso a lesionarse si no se ejercita de manera adecuada. Por eso debe existir una evaluación previa que debiera considerar a un profesional especialista, quien verificará cuáles son las consideraciones posturales, de carga y exigencia propias del entrenamiento y podrán confeccionar la rutina más adecuada para cada persona de manera individualizada.

Rutina de ejercicios:

Sentadillas

Este ejercicio es muy importante para fortalecer piernas, sobre todo en esta etapa de la vida cuando se necesita un buen desplazamiento y control del equilibrio.

Paso 1: Pararse delante de un banco (dándole la espalda), con los pies separados al ancho de la cadera y los brazos a los lados del cuerpo.

Paso 2: Hacer el movimiento de caderas y flexión como si quisiera sentarse, manteniendo la espalda recta y controlando el cuerpo y la velocidad de ejecución durante el trayecto. Ponerse de pie extendiendo las rodillas en forma controlada hasta volver a la postura inicial. Esa es una repetición. Hacer 3 series con repeticiones suficientes (10 aproximadamente) para percibir sensación de cansancio muscular.

Abdominales

Es un ejercicio muy simple que permite la activación de la musculatura central y lograr una buena postura. Mantener esta musculatura ejercitada también ayuda a mejorar el sistema digestivo y el mecanismo respiratorio, entre otras cosas.

Paso 1: Sentarse en un banco con respaldo inclinado -idealmente 45 grados para no sobrecargar la espalda- y los brazos cruzados a la altura del pecho.

Paso 2: Llevar el cuerpo hacia atrás con la espalda recta y volver a la posición inicial sin pasar más adelante de los 90º para evitar relajar el abdominal. Esa es una repetición. Hacer 3 series con repeticiones suficientes para percibir sensación de cansancio muscular (15 aproximadamente) y mantener un ritmo constante, lento y con control.

Fuente CLC